Cómo eliminar líquidos

La retención de líquidos es el archienemigo de la pérdida de peso. Es también un efecto secundario de ciertos medicamentos o condiciones físicas, tales como el desequilibrio hormonal o la disfunción renal. Incluso cuando estás tratando de vigilar lo que comes y haces ejercicio con regularidad, la retención de líquidos podría ser la razón por la que no puedes ver esos músculos que has estado trabajando tan duramente para construir. Es cierto que hay una serie de estrategias para eliminar rápidamente el aumento de peso por exceso de líquidos, siempre y cuando estés físicamente lo suficientemente sano como para llevarlas a cabo.

Cómo eliminar líquidos

Bebe más agua

Contra más agua bebas, más hidratado estarás, lo que ayuda a limpiar tu sistema digestivo, células de hidratos y ayudará a tu metabolismo a seguir funcionando correctamente. Además, excretarás el exceso de líquido gracias a consumir más agua, lo que ayuda a eliminar las toxinas.

Deja la sal

Deja de poner más sal en tus comidas y mantente alejado de los alimentos cargados de sodio tales como patatas fritas y más alimentos procesados​​.

Come más frutas y verduras

Llena tu dieta con frutas y verduras. Además de los nutrientes (que luchan contra las toxinas), las verduras y las frutas están llenas de fibra y agua que necesitas justamente, para continuar con el proceso de limpieza del cuerpo.

Bebe café negro

Es un diurético natural que te ayudará a deshacerte del exceso de líquido. Sólo ten en cuenta de cómo puede afectarte la cafeína.

Broncéate

Este proceso te ayudará a sudar, lo que ayudará a eliminar el exceso de líquido. Sólo asegúrate de llevar contigo un montón de agua con para que no te deshidrates, y utiliza siempre protector solar para proteger tu piel de los rayos UV. Si no te gusta el bronceado, trata de sentarte en una sauna caliente. Bebe mucha agua mientras estás en la sauna.

Consejos y advertencias

Habla con tu médico si beber mucha agua (al menos ocho vasos al día), hacer ejercicio y llevar una dieta adecuada no te están funcionando. Es posible que tengas una condición médica subyacente que te está causando la retención de líquidos.

Ten en cuenta el sabor salado de tu sudor cuando comienzas una sesión de sauna, y de nuevo cuando termines. Si el sudor tiene menos sal, significa que has purgado con éxito algunas partículas de sodio de tu cuerpo.

Consulta siempre a tu médico antes de cambiar cualquier cosa sobre tu dieta o la actividad física que realizas cuando sufres de una condición médica que te está causando la retención de líquidos.

Nunca te trates con pastillas diuréticas, cabinas de bronceado o cualquier otro recurso natural para eliminar la retención de líquidos sin consultarlo antes con un médico.